//Yoga, meditación y Alzheimer

Yoga, meditación y Alzheimer

Estas técnicas de relajación y ejercicios pausados pueden funcionar tanto para los cuidadores como los pacientes que sufren ya la enfermedad pues permiten liberar el estrés mientras hacen ejercicio.

Practicar yoga y hacer la meditación ayudan a la persona afectada a mejorar el estado de ánimo, la ansiedad y las habilidades de retención de información.

En cuanto a la prevención:

Investigaciones revelan que las personas de mediana edad que practican ejercicio al menos dos veces por semana, podrían reducir 50%  el riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer en la vejez.

El estrés es considerado una de las causas más probables conocidas de esta enfermedad. Por esta razón si logramos equilibrar el estrés (con asanas, pranayama, relajación, meditación) habremos logrado un gran avance en la prevención del Alzheimer.

La práctica diaria de yoga nos brinda un mayor control del sistema nervioso autónomo, regula la temperatura del cuerpo y mejora la salud cardiovascular entre otros beneficios.