//Utiliza el poder del tomate y olvídate de las várices

Utiliza el poder del tomate y olvídate de las várices

Las várices aquejan a hombre y mujeres, pero para el sexo femenino representan un problema de belleza, de naturaleza estética.

Padecerlas supone además un problema de salud ya que  reflejan un problema de circulación de la sangre que puede ir más allá con síntomas como fatiga en las piernas, pesadez y dolor.

Actualmente existen gran variedad de tratamientos que ofrecen una cura definitiva de las varices, sin embargo, la mayoría de ellos son muy costosos e invasivos.

Te presentamos una hortaliza que definitivamente te ayudará a ganarle la batalla a las várices: el tomate. Que contiene gran cantidad de flavonoides que fortalecen los vasos sanguíneos, además contiene una sustancia ácida con propiedades parecidas  a las de las aspirinas, que tiene acción anticoagulante.

Tratamiento con tomate rojo (puedes aplicarlo cada noche)

Lávalos, córtalos en rodajas y colócatelos en las zonas donde se visualicen las várices. Deja actuar al menos 4 horas y coloca otra ronda de rodajas por 4 horas más.

Tratamiento con tomate verde (puedes aplicarlo más de tres veces al día)

Lávalos, córtalos en rodajas y colócatelos en las zonas donde se visualicen las várices coloca una venda para que estos se sostengan allí y deja actuar una media hora.

Luego quita las rodajas de tomate y enjuaga la zona con agua tibia.

EL DATO: una alimentación rica en omega 3 y vitamina E te brindará una ayuda extra en la lucha contra las várices.