//Todo sobre el complejo B

Todo sobre el complejo B

Como todas las vitaminas que ingerimos, las del complejo B actúan de forma directa en las principales funciones del organismo, en especial sobre el metabolismo.

Estas vitaminas son requeridas para la salud del hígado, la piel, el cabello y los ojos saludables. También ayudan al sistema nervioso a funcionar de forma adecuada. Suelen trabajar en conjunto para lograr que nuestro cuerpo tenga una buena salud.

Complejo B: tiamina o B1, riboflavina o B2, niacina o B3, ácido pantoténico o B5, piridoxina o B6, biotina o B8, ácido fólico B9 y cobalamina o B12.

El complejo B en general  colabora en muchos de los procesos bioquímicos para la formación de energía. Además actúa en la formación de los glóbulos rojos.

Ahora bien cada una de las vitaminas que lo conforman aporta sus beneficios particulares.

La tiamina (B1), perteneciente al complejo B potencia el funcionamiento del cerebro, músculos y corazón.

La vitamina B6 ayuda a mantener la salud del sistema inmunológico y el  buen funcionamiento del sistema nervioso central.

La B9 (ácido fólico) destaca su efecto sobre la prevención de defectos cerebrales del feto durante la gestación.

 La niacina por su parte puede disminuir el colesterol y el riesgo de enfermedades del corazón, las vitaminas B12, B6 y ácido fólico son necesarios para (a través de un proceso biológico) evitar que aumente el riesgo de ataque cardiaco o accidente cerebrovascular.

Algunos alimentos que las contienen

 

Vitamina B1: la tiamina se absorbe a través de los intestinos. La conseguimos en los vegetales de hoja verde, frutas, arroz integral, maíz dulce, carnes rojas y legumbres entre otras.

Vitamina B2: o riboflavina , cuya deficiencia puede causar trastornos de la piel, anemia y ojos sensibles a la luz. La encontramos en la leche, huevos, carne y queso.

Vitamina B3 (niacina) presente en huevos, legumbres, leche, cacahuates, carne y pescado.

Vitamina B5 (ácido pantoténico) legumbres, cereales de grano entero y carnes.

Vitamina B6 (piridoxina) su deficiencia no es común y puede causar trastornos del sistema nervioso, confusión, mala coordinación e insomnio.  La contienen: arroz integral, pescado, hígado, soja, mantequilla  

Vitamina B9 (ácido fólico) es fundamental su consumo durante el embarazo y se encuentra en las verduras verdes, hígado y cereales integrales.  

Vitamina B12: necesaria para procesar los carbohidratos, proteínas y grasas. Entre los alimentos que la contienen se cuentan la carne, el pollo, el hígado, la leche y yema de huevo.