//Demencia en la tercera edad

Demencia en la tercera edad

Este deterioro viene dado por el envejecimiento de los órganos y el cerebro es uno de ellos, proceso que varía de una persona a otra tanto en la velocidad que sucede como en el grado en que una persona llega a verse afectada. 

Entre estas enfermedades encontramos la demencia senil, el Alzheimer y otras patologías. 

En los casos de demencia el deterioro y pérdida cognitiva sucede más rápido. Estas personas ven afectados sus pensamientos, la coherencia, la memoria, el habla, etc; lo que les incapacita su rutina diaria. 

Demencias primarias: de origen desconocido incluyen la demencia con cuerpos de Lewy y la enfermedad de Pick.

Demencias secundarias: acá encontramos los tipos de demencia cuyo origen está en infecciones crónicas por virus, como  el VIH o enfermedades como la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob, el Parkinson, la Enfermedad de Wilson, etc. 

Acá también encontramos las demencias producto de pequeños ictus, o micro infartos en el cerebro que van deteriorando  las funciones de la lógica. 

Alzheimer: es hoy en día  el tipo de demencia más frecuente afectando a personas desde los 45 años de edad, aunque lo más común es que aparezca a partir de los 65 años de edad. 

Su causa es desconocida y su evolución en variable y el promedio de supervivencia de una persona que la padezca y esté bien cuidada es de 8 a 10 años desde su aparición. 

Tratamientos para la demencia 

Los fármacos son de gran ayuda para mantener un riego sanguíneo óptimo que mantenga oxigenado el cerebro. 

Aunque se tomen de manera adecuada la salud física y mental se va deteriorando. 

Resulta beneficioso para detener la enfermedad la reposición celular con las células madre adultas, esto evitará entonces que la salud se estabilice.