//Alcanza tu bienestar

Alcanza tu bienestar

El sueño y la buena alimentación pueden provocar cambios en tu salud positivos si  sabes mantenerlos  controlarlos o negativos si dejas que se vean alterados.

Te damos un  ejemplo, la falta de sueño puede hacerte sentir irritado y abrumado, sientes que no descansas y puede traducirse en un aumento de peso al antojarte más de ciertas comidas calóricas como las galletas y  dulces.

Expertos aseguran que  la ingesta de alimentos chatarra dulces te da una sensación de energía temporal, y esto no resulta sano.

Procura descansar mejor, reducir la calidad del sueño lleva a serios riesgos a la salud que incluyen falla cardíaca, embolias y ataques cardíacos, estas consecuencias sin considerar la fatiga que te acompañará todo el día en el que debes realizar tus labores diarias, para lo que puede resultar peligroso ese estado de cansancio.

Otro aspecto importante que debes considerar es una alimentación saludable que te brinde los nutrientes necesarios para que tu cuerpo funcione eficientemente.E incluso afecta tu descanso pues debes regular los alimentos que ingieres antes de irte a la cama.

Las pequeñas cantidades de comida con proteína y grasa (toman más tiempo en digerirse) pueden ayudar a tu cuerpo a mantener los niveles de azúcar estables durante las horas de sueño y ofrecerte un mejor descanso.

Evita unas dos horas antes de dormir consumir alimentos (condimentados o salados) que interfieran con el sueño.

No olvides que comer de más antes de ir a la cama puede alterar el sueño provocando que tu sistema digestivo trabaje de más mientras tu cuerpo se está preparando para dormir.

No ingieras demasiada agua antes de irte a dormir así evitarás levantarte a mitad de la noche para ir al baño.

Al irte a descansar procura comenzar tu rutina una media hora antes, despréndete de tu celular, tu computadora, lee algo que te relaje, toma un baño tibio, escucha música, prepárate para descansar cómodam