¿Y?

Reciban los lectores de www.abcmedicus.com un caluroso saludo. Este es un año muy importante para el periodismo en salud. Como Ustedes bien lo saben, abcmedicus entra en su décimo año de circulación continua. Una publicación virtual que en forma permanente ha entrado en el hogar de miles de lectores y llevado temas de interés científico y humano; noticias y actualidad en salud; recomendaciones y secretos saludables.

Autor: Alejandro Escallón Lloreda, MD.
  • 0
  • 2
  • 0


Este periódico virtual es consciente de la importancia de la relación médico paciente dentro de la batalla biológica para vencer la enfermedad. Paciente y médico conforman un binomio inseparable, en donde la confianza, amistad y sinceridad, juegan un papel fundamental en el resultado final del tratamiento planeado.

En oportunidades se olvida que detrás de todo acto médico, hay un ser humano, con sentimientos, debilidades, fortalezas, ilusiones y esperanzas. Ese ser puede estar en el lecho de enfermo o dentro de una blusa blanca. Ambos ríen, lloran, disfrutan y sufren.

Hace poco tuve la oportunidad de hablar con una señora llena de espiritualidad y humanidad; sencilla, simpática y grandiosa. Es una excelente miembro de familia, llena de inteligencia, comprensión y gran sentido del humor. Meses atrás le fue diagnosticada una enfermedad maligna de extrema agresividad y desde esa época se ha sometido a una serie de tratamientos que han debilitado su cuerpo y fortalecido su espíritu. Ya dentro del proceso avanzado y con resultado exitoso, hemos tenido la oportunidad de compartir y hablar al respecto. Posiblemente, ha sido esta gran mujer quien me ha dado una lección corta e inolvidable, a la vez que de importante significado para mí.

El día de nuestra visita, llegué a su casa con una chaqueta que perteneció a mi padre. Orgulloso por llevar puesto algo de aquel ser maravilloso que marcó mi vida y que me hizo quien soy, le dejé saber el gran significado que tenía para mí esa prenda de vestir. Una vez terminé mi discurso, ella levantó su mirada y con voz melancólica, mirada profunda y sentir sincero, me respondió una sola y corta palabra: ¿Y? Al principio no comprendí el por qué de su respuesta y la miré con extrañeza. Al entender mi sorpresa, ella continuó: ¡Después de todo lo que he vivido! Y bajó su mirada de una forma discreta y segura.

Sí, mí querida amiga. Tú, con esa simple palabra de una sola letra y con tu mirar profundo, me diste la mejor lección de espiritualidad alguna vez recibida por este servidor. Que maravilloso entender que los seres humanos muchas veces basamos nuestro existir en la premisa equivocada del recuerdo inexistente, de poseer, de demostrar, de un futuro incierto, de la vanidad, del orgullo, de tantos antivalores que solo llevan al sufrimiento propio y ajeno. Todo lo anterior evita que la persona viva su espiritualidad y encuentre la real felicidad en su vida de trascendencia dentro de la esencia del significado del Ser.

En fin, mi muy respetada y admirada señora, gracias por ser tan importante maestra de la vida. Seguro, muy pronto y por siempre, leeremos estas líneas juntos y podremos dejar volar el pensamiento hasta llegar a ese Ser Supremo llamado Dios, ese Dios que nos da fuerzas para ser felices, que nos da elementos para multiplicar nuestros talentos; ese Ser bondadoso que nos lleva en sus brazos cuando pasamos por momentos de dificultad y angustia. A ti, gracias por decirme con esa simple palabra, lo cerca que estas de entender a Dios.

Alejandro Escallón Lloreda, MD.

Director.

www.abcmedicus.com

Encuentranos en:


Encuesta

¿Con qué frecuencia se ejercita?
Todos los días
0%
Los fines de semana
25%
Entre semana
12.5% 1 voto
A veces
50%
Nunca
12.5% 1 voto