Tratamiento para las várices


El doctor Jorge Ulloa Domínguez, de la Fundación Colombiana de Enfermedades Vasculares, como cabeza de un equipo médico colombiano lograron un nuevo tratamiento para el mejoramiento de las dolorosas venas várices.

Autor: Redacción ABC Medicus
  • 0
  • 1457
  • 9


El novedoso avance se trata de una espuma que tiene como sustancia base el esclerol o cloruro de lapyrium, del que ya existe una inyección líquida que ha producido muy buenos resultados hasta el momento. La sustancia se conoció por primera vez en Alemania a mediados de la década de los 60. El especialista venía trabajando en esta investigación desde 1984, tratando de encontrar un medicamento que no produjera los efectos iniciales del cloruro de lapyrium como lo son las manchas y las úlceras. Después de nueve años salió al mercado la inyección líquida, que además de ser utilizada en nuestro país, ha sido suministrada a más de 35000 pacientes alrededor del mundo. Ahora con el novedoso invento, que tiene mejores resultados, siempre y cuando sea aplicada por un especialista en várices, ha sido probada en 2.000 pacientes de Colombia, México y Argentina.

El nuevo tratamiento se realiza en varias sesiones, con dosis muy reducidas. Cada sesión dura aproximadamente 4 minutos. Dependiendo del tipo de lesión se puede registrar una mejoría a partir de la tercera o cuarta sesión "aunque algunas, por su complejidad, se demoran un poco más", aseguró Ulloa. No obstante, este tratamiento depende del tipo de la lesión "pues hay várices que sólo se pueden tratar con cirugía o con la operación y la escleroterapia, de acuerdo al dictamen de un cirujano vascular, un flebólogo o un angiólogo", cuenta Ulloa.

"Además, no todas las várices se pueden tratarse con escleroterapia. Hay algunas que se mejoran (nunca se sanan totalmente) sólo con la intervención quirúrgica", afirma Jorge Ulloa Herrera, médico que también hace parte del proyecto. Esta enfermedad se puede presentar en personas desde los 12 hasta los 70 años de edad. Puede tener alguna relación genética o producirse por diversos aspectos físicos propios del paciente como permanecer mucho tiempo de pie y tener una mala circulación, entre otros aspectos. Según las estadísticas quienes la sufren en mayor o menor escala son los europeos entre el 27 o 33% y los latinoamericanos en un 60%. De Oriente, Oriente Medio y África no hay datos al respecto.

Encuentranos en:


Encuesta

¿Con qué frecuencia se ejercita?
Todos los días
8.3% 1 voto
Los fines de semana
16.7%
Entre semana
25%
A veces
41.7%
Nunca
8.3% 1 voto