Los mitos de los anticonceptivos

Siempre se ha creído que el consumo de pastillas anticonceptivas provocan una serie de desastres en el organismo de la mujer, como el crecimiento descontrolado de vello en el cuerpo, la aparición de venas varicosas y el aumento en el peso. Pues bien todas estas creencias y mitos son falsos.

Autor: Redacción ABC Medicus
  • 0
  • 616
  • 1
Abcmedicus


La realidad es bastante diferente; ya que las pastillas anticonceptivas no sólo no aceleran el crecimiento de vello en el cuerpo sino que ahora son utilizadas como tratamiento para evitar este crecimiento anormal. Las formulas que se utilizan en la actualidad, gracias al tipo y la dosis de hormonas que utilizan no tiene esa clase de efectos monstruosos que se creía. Las pastillas anticonceptivas reducen el nivel de los andrógenos circulantes que también son producidos por los ovarios.
Los andrógenos son las hormonas masculinas que toda mujer tiene dentro de su cuerpo ya sea en mayor o menor cantidad. Estas hormonas son las que estimulan las glándulas pilo-sebáceas, que producen un crecimiento excesivo de vello y en algunos casos acné y/o seborrea. En las pastillas anticonceptivas de hace algunos años, podría existir este peligro de desequilibrio hormonal debido a que los compuestos que utilizaban (progestinas) podrían haber afectado a la mujer produciendo un aumento en su vello corporal.

Sin embargo, la composición de las píldoras actuales no presenta este tipo de inconvenientes. Por otro lado es cierto que las progestinas poseen otro efecto colateral relacionado con la retención de líquidos, pero en las dosis que contienen las píldoras actuales, completamente mínimas, es posible afirmar que las variaciones en el peso por esta razón son pequeñas o nulas.

Ahora lo de las venas varicosas se ha basado en casos reales, que fueron causados por los anticonceptivos orales de altos aportes hormonales de estrógenos, aproximadamente 150, 100 y 50 mcg de estrógenos. Para la actualidad esta creencia queda eliminada ya que las píldoras disponibles en el mercado son microdosificadas, lo que significa que sólo contienen entre 30 y 20 mcg de estrógeno (etinilestradiol), lo cual ha permitido una disminución casi a 0 de los efectos antes mencionados. No obstante es importante que las mujeres se sometan con regularidad a controles ginecológicos, ya que es el especialista el que debe evaluar y recomendar el inicio en el consumo de estos métodos anticonceptivos y la continuidad en su consumo.

 

Encuentranos en:


Encuesta

¿Con qué frecuencia se ejercita?
Todos los días
27.9%
Los fines de semana
7.4%
Entre semana
11.8%
A veces
32.4%
Nunca
20.6%