Las pesadillas se pueden eliminar.

Bogotá, Colombia - Las pesadillas, sueños profundos que terminan en persecuciones, caídas libre o, simplemente la algunas veces inaceptable muerte, pueden tener un desenlace feliz.

Autor: Redacción ABC Medicus
  • 0
  • 849
  • 2
Abcmedicus

Investigadores del instituto de la Conciencia y el Sueño del hospital de Viena, en Austria, determinaron que las pesadillas y su contenido pueden ser manipuladas, de principio a fin. Según los médicos, las personas tienen la posibilidad de entrenarse despiertos y modificar los sueños cuando están dormidos. “Se podría hacer un cambio de la pesadilla a nivel del manejo del trauma dentro del tratamiento psicológico y obviamente con un entrenamiento previo del paciente dentro de la terapia para disminuir la intensidad con la que se está presentando en el paciente”, señaló la psicóloga Tatiana García. Mediante la técnica, el soñador entrenado mentalmente por un psicólogo, cobra conciencia de su libertad de intervenir en el sueño y controlar a gusto la pesadilla. Si sueña que la tierra se abre y cae a un abismo infinito, puede con la preparación adecuada, soñar que vuela. “En el tratamiento manejas esas situaciones que muy posiblemente son las que están generando las pesadillas que a la larga es un síntoma más que está presentando el paciente”, añadió García. Según la investigación, la técnica se puede aprender. Todo comienza por apuntar en un diario todos los recuerdos que se tienen de la pesadilla, consultarlos con el psicólogo para tratar de hallar el origen de los temores y después hallar, despiertos, salidas a esas situaciones y tratar de repetirlas durante el sueño. “Obviamente además habría que manejar la situación social porque digamos tu manejas el problema de una persona pero si no manejas el conflicto social y esa persona sigue inserta dentro de ese problema, la situación se va a repetir”, concluyó la psicóloga. Según el estudio, las personas que logran cambiar el final de las pesadillas, mejoran sus periodos de descanso y relajación, y sienten estando despiertas, euforia y sentimientos de libertad, jamás conocidas. ¿Pero, por qué tenemos pesadillas?

La pesadilla es uno de los trastornos del sueño que se caracteriza por despertares bruscos y frecuentes y por tener contenidos atemorizantes o terroríficos. Pueden presentarse a cualquier edad y en personas de diferentes condiciones sociales, económicas y culturales. “Las pesadillas son más frecuentes cuando la persona tiene mucho estrés, tienen situación de riesgo por su trabajo o están en conflicto legal o de pareja”, dijo el psiquiatra Jaime Augusto López. Las pesadillas más frecuentes están íntimamente ligadas al trauma que genera el nacimiento, el estrés y los traumas que genera la violencia. En Colombia son muy frecuentes en personas que han sido víctimas directas e indirectas del conflicto armado. “El conflicto, la violencia y la inseguridad y con los riesgos que tiene cada uno de los colombianos sujetos a situaciones de violencia…”, concluyó López. Las pesadillas más frecuentes tienen que ver con la propia muerte, la perdida de familiares o personas cercanas, la sensación de ahogo por falta de aire, la caída libre y persecuciones interminables. En muchos casos las personas alimentan las pesadillas con elementos del entorno cotidiano en el que viven o trabajan y con los estímulos sonoros que reciben durante el momento del sueño. En algunos casos las pesadillas desaparecen cuando la persona deja atrás el momento de crisis por el que atraviesa o supera la pérdida de un ser querido cercano.

 

Encuentranos en:


Encuesta

¿Con qué frecuencia se ejercita?
Todos los días
28%
Los fines de semana
8%
Entre semana
10%
A veces
36%
Nunca
18%