La sopa, buena para los niños

El médico colombiano, Hernán Jaramillo Botero, especializado en cirugía general, cardiovascular y del tórax, encontró en las lentejas, el fríjol, la semilla de soya, la arveja, el arroz, la carne y otros cereales y vegetales la solución para hacer niños más fuertes e inteligentes.

Autor: Redacción ABC Medicus
  • 5
  • 1757
  • 4


Después de varios años de investigación y de muchísimas biopsias del tracto digestivo de niños muertos recién nacidos y de fetos de 6 o 7 meses de gestación abortados por diferentes causas, encontré un tracto digestivo normal, evidencia que constaté con mis profesores de patología en la ciudad de Washington, siempre con el mismo resultado: tejidos normales.

Conociendo la pobreza nutricional de la leche tanto materna como de vaca y la carencia de elementos vitales para el desarrollo del niño, este doctor decidió probar la mezcla de diferentes vegetales, cereales y carne en la alimentación de sus hijas, con extraordinarios resultados tanto física como intelectualmente. Hoy en día son más de 2 millones y medio de niños en el mundo los que consumen esta sopa como el alimento principal de su dieta. Para el doctor la sopa permite un mayor desarrollo en los niveles intelectuales del niño; dado que contiene todas las proteínas, vitaminas y minerales necesarios para un buen crecimiento, especialmente del cerebro y de las cuales carece la leche materna. La dieta de Jaramillo es utilizada desde hace 12 años en el pabellón de niños del Hospital de La Misericordia, de Calarcá, dándole el biberón con sopa a todos los recién nacidos de la región.

"En el pabellón de pediatría del hospital había sólo 22 camas y a veces teníamos hasta 45 niños, con una mortandad aterradora. Entonces impuse la dieta de la sopa y llegó el momento en que no tuve a ningún niño internado", afirmó Jaramillo. Este médico colombiano con más de 40 años dedicado a la medicina y 65 de vida da a conocer numerosos argumentos que demuestran los beneficios de su nueva receta. "En Bogotá hay un bebé que a los cuatro meses tenía un crecimiento en su perímetro craneoencefálico de 7,5 centímetros. Otro, que nació prematuro, hoy tiene cinco años, estudia en un colegio para niños superdotados y es monitor de matemáticas y lectura en su grado", añadió optimista Hernán Jaramillo. "Con esta sopa los niños crecen muy sanos, aunque haya pediatras que afirmen que es una locura", dijo María Piedad Martínez, una madre que se siente agradecida con Jaramillo y su maravilloso invento.
La sopa cuenta con cierto éxito entre las madres de España, Francia, Estados Unidos, Alemania, Brasil y en el resto del mundo quienes han obtenido muy buenos resultados. Sin embargo, existen médicos y organismos que se oponen al suministro de esta receta a los niños recién nacidos; ya que explican que la leche materna debe ser el único alimento que el niño consuma desde su nacimiento hasta los seis meses de nacido. Por otro lado, el doctor Jaramillo sigue empeñado en los buenos resultados y cuenta con el apoyo de muchas madres colombianas y pediatras en ciudades tan importantes como Washington, Curitiva, Miami, Dallas, Bogotá y muchas otras como se ve en su libro "La dieta del doctor Jaramillo para recién nacidos" que ya va por su segunda edición y en las numerosas consultas registradas en su sitio web www.telearmenia.net.co/dieta_jaramillo. "La leche de vaca no es alimento para humanos. A los bebés no se les puede quitar el derecho a ser inteligentes y sanos. Mi meta es que los 100 millones de niños que nacen al año en el mundo, tengan este derecho y no prevalezcan los intereses económicos para alimentarlos", comentó el médico colombiano.

Encuentranos en:


Encuesta

¿Con qué frecuencia se ejercita?
Todos los días
27.9%
Los fines de semana
7.4%
Entre semana
11.8%
A veces
32.4%
Nunca
20.6%