Filariasis Linfática


Conocida generalmente como elefantiasis, es una enfermedad tropical desatendida. La infección humana se produce por la transmisión de unos parásitos denominados filarias a través de los mosquitos.

Autor: Redacción ABCMedicus
  • 0
  • 2
  • 0
Filariasis Linfática
Abcmedicus


Cuando un mosquito que contiene larvas en estado infectivo pica a una persona deposita los parásitos en la piel. Desde ahí las larvas invaden el organismo, migrando hacia los vasos linfáticos donde se desarrollan y transforman en gusanos adultos en el sistema linfático. La infección suele adquirirse en la infancia, pero las manifestaciones dolorosas y desfigurantes de la enfermedad aparecen más tarde. Mientras que los episodios agudos de la enfermedad causan discapacidad transitoria, la filariasis linfática produce discapacidad permanente.

Actualmente hay más de 1300 millones de personas de 72 países en riesgo de contraer esta enfermedad. Aproximadamente un 65% de los infectados viven en la Región de Asia Sudoriental, el 30% en la Región de África, y los demás en otras zonas tropicales.

La enfermedad afecta a más de 25 millones de hombres con enfermedad genital y a más de 15 millones de personas con linfedema. Como la prevalencia de la enfermedad y la intensidad de la infección están relacionadas con la pobreza, su eliminación puede contribuir a alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas.

Causas

La filariasis linfática es causada por la infección por nematodos de la familia Filarioidea. Hay tres tipos de estos gusanos filiformes:

• Wuchereria bancrofti, que es responsable del 90% de los casos
• Brugia malayi, que causa la mayoría de los casos restantes
• B. timori, que también causa la enfermedad.

Los gusanos adultos se alojan en el sistema linfático y alteran el sistema inmunitario. Estos gusanos viven entre 6 y 8 años, y a lo largo de su vida producen millones de pequeñas larvas (microfilarias) que circulan en la sangre. También es transmitida por diferentes tipos de mosquitos, entre ellos: Culex, que está muy extendido en las zonas urbanas y semiurbanas; Anopheles, que está presente principalmente en las zonas rurales, y Aedes, que predomina en las islas endémicas del Pacífico.

Síntomas

La filariasis linfática adopta formas asintomáticas, agudas y crónicas. La mayoría de las infecciones son asintomáticas y no presentan signos externos. A pesar de ello dañan el sistema linfático, los riñones y el sistema inmunitario.

El linfedema crónico, o elefantiasis, se acompaña a menudo de episodios agudos de inflamación local de la piel y de los ganglios y los vasos linfáticos. Algunos de esos episodios son causados por la respuesta inmunitaria del organismo contra el parásito. Sin embargo, la mayoría se debe a infecciones bacterianas cutáneas porque las defensas normales se han deteriorado debido al daño linfático.

Cuando la filariasis linfática se vuelve crónica produce linfedema (tumefacción de los tejidos) o elefantiasis (engrosamiento de la piel) de los miembros e hidrocele (acumulación de líquidos). Es frecuente la afectación de las mamas y de los órganos genitales. Estas deformidades son causa de estigmatización social y de dificultades económicas debidas a la pérdida de ingresos y al aumento de los gastos médicos. La carga socioeconómica del aislamiento y la pobreza es enorme.

Tratamiento

Se recomienda que los pacientes con discapacidad crónica (elefantiasis, linfedema o hidrocele) consulten a su medico especialista y mantengan una higiene rigurosa, tomando las precauciones necesarias para prevenir las infecciones secundarias y la agravación de la enfermedad.

Respuesta de la OMS La resolución WHA50.29 de la Asamblea de la Salud insta a los Estados Miembros a que eliminen la filariasis linfática como problema de salud pública. La respuesta de la OMS fue el lanzamiento en el año 2000 del Programa mundial para eliminar la filariasis linfática, siendo su objetivo eliminar la enfermedad como problema de salud pública en 2020. La estrategia se basa en dos componentes fundamentales:
• la interrupción de la transmisión mediante programas de tratamiento anual a gran escala (la llamada farmacoterapia colectiva) destinados a cubrir a la totalidad de la población en riesgo; • el alivio del sufrimiento ocasionado por la filariasis linfática mediante la gestión de la morbilidad y la prevención de la discapacidad.

Organización Mundial de la Salud

Juan Nicolás López Muñoz

 

Encuentranos en:


Encuesta

¿Con qué frecuencia se ejercita?
Todos los días
7.7% 1 voto
Los fines de semana
15.4%
Entre semana
23.1%
A veces
46.2%
Nunca
7.7% 1 voto