Cistitis

Es una la inflamación aguda o crónica de la vejiga urinaria.

Autor: Redacción ABCMedicus
  • 0
  • 2
  • 0
Cistitis
Abcmedicus


La causa más habitual de la cistitis es la infección provocada por la bacteria Escherichia coli, una bacteria que se encuentra en los intestinos. En general, las mujeres son más vulnerables a la cistitis que los hombres entre otras razones, porque su uretra es de menor longitud, lo que aumenta las posibilidades de infección.

Entre los síntomas habituales de la cistitis se encuentran:

1.Al orinar: sensación de quemazón, sensación de tener ganas de orinar y no poder, presencia de pus en la orina, orina de aspecto anormal, presencia de sangre en la orina, sensación de dolor.

2.Necesidad de orinar con mayor frecuencia

3.Dolor en el pubis

4.Secreción de pus a través de la uretra

5.Dolor al mantener relaciones sexuales

Aunque la cistitis es muy frecuente, normalmente no se trata de una infección grave. El tratamiento habitual de esta infección urinaria se fundamenta en los antibióticos. Pero este tratamiento dependerá concretamente de cada persona, edad, tipo de infección, historial clínico, etc. Es importante que el médico también recomiende un antiespasmódico o relajante de las vías urinarias, que disminuye la micción y el dolor, mientras actúa el antibiótico.

Es fundamental conocer su prevención. En primer lugar, es fundamental mantener unos buenos hábitos de higiene para evitar la infección por factores exógenos. Relacionado con lo anterior, están nuestros hábitos sexuales. El té, el alcohol, el café y el tabaco juegan un papel fundamental en el desarrollo de una cistitis. Esto se debe a que deshidratan nuestro cuerpo. Es importante estar bien hidratados, por lo tanto, beber mucha agua es uno de los consejos más frecuentes para prevenir la cistitis. El líquido evita la acumulación de bacterias y limpia nuestro organismo.

Estos son algunos consejos básicos para prevenir la cistitis:

• No aguantar la orina

• Cuidar la higiene genital

• Beber mucha agua

• No permanecer sentada durante mucho tiempo con ropa mojada

• A la hora de defecar, siempre limpiar el ano de delante hacia atrás

La cistitis intersticial o cistitis crónica es una inflamación de la vejiga prolongada en el tiempo. Los síntomas son similares a los de una cistitis no crónica, por lo que a menudo este tipo de cistitis no se diagnostica correctamente.

Cistitis hemorrágica: inflamación de la vesícula en la que hay presencia de sangre en la orina. La quimioterapia puede producir cistitis hemorrágica en enfermos de cáncer, aunque las causas de esta cistitis son muy diversas.

Cistitis durante el embarazo es habitual que la mujer sufra cistitis. Los cambios producidos por el embarazo en el cuerpo de la mujer, la hacen más propensa a padecer cistitis. Concretamente, estos cambios rebajan su eficiencia del sistema urinario para evacuar la orina, y el riesgo de infección aumenta.

Mujer y Salud

Jazmín Morales Escobar

 

Encuentranos en:


Encuesta

¿Ha tenido usted algún tipo de Trastorno Obsesivo Compulsivo?