Alzheimer

La demencia es una pérdida de la función cerebral que se presenta con ciertas enfermedades. El mal de Alzheimer es una forma de demencia que gradualmente empeora con el tiempo y afecta la memoria, el pensamiento y el comportamiento.

Autor: Redacción ABCMedicus
  • 0
  • 2
  • 0
Alzheimer
Abcmedicus


Los síntomas de demencia abarcan dificultad con muchas áreas de la función mental, el comportamiento emocional o la personalidad, el lenguaje, la memoria, la percepción, el pensamiento y el juicio (habilidades cognitivas). La demencia aparece primero generalmente como olvido.

Los síntomas tempranos del mal de Alzheimer pueden abarcar:

• Dificultad para realizar tareas que exigen pensar un poco, pero que solían ser fáciles, tales como llevar el saldo de la chequera, participar en juegos y aprender nueva información o rutinas

• Perderse en rutas familiares

• Problemas del lenguaje, como tener dificultad para encontrar el nombre de objetos familiares

• Perder interés en cosas que previamente disfrutaba, estado anímico indiferente

• Extraviar artículos

• Cambios de personalidad y pérdida de habilidades sociales

A medida que el mal de Alzheimer empeora, los síntomas son más obvios e interfieren con la capacidad para cuidar de sí mismo. Los síntomas pueden abarcar:

• Cambio en los patrones de sueño, despertarse con frecuencia por la noche

• Tener delirios, depresión, agitación

• Dificultad para realizar tareas básicas, como preparar las comidas, escoger la ropa apropiada o conducir

• Dificultad para leer o escribir


• Olvidar detalles acerca de hechos cotidianos

• Olvidar hechos de la historia de su propia vida, perder la noción de quién es

• Alucinaciones, discusiones, comportamiento violento y dar golpes

• Deficiente capacidad de discernimiento y pérdida de la capacidad para reconocer el peligro

• Uso de palabras erróneas, no pronunciar las palabras correctamente, hablar con frases confusas

Las personas con mal de Alzheimer avanzado ya no pueden:

• Entender el lenguaje

• Reconocer a los miembros de la familia

• Llevar a cabo actividades básicas de la vida diaria, como comer, vestirse y bañarse

No existe cura para la enfermedad de Alzheimer. Los objetivos del tratamiento son:

• Disminuir el progreso de la enfermedad (aunque esto es difícil de hacer).

• Manejar los síntomas como problemas de comportamiento, confusión y problemas del sueño.

• Modificar el ambiente del hogar para que usted pueda desempeñar mejor las actividades diarias.

• Apoyar a los miembros de la familia y otros cuidadores.

La rapidez con la cual empeora esta enfermedad es diferente para cada persona. Si el mal de Alzheimer se presenta súbitamente, es más probable que empeore con rapidez. Los pacientes con mal de Alzheimer con frecuencia mueren antes de lo normal, aunque un paciente puede vivir entre 3 y 20 años después del diagnóstico.

La última fase de la enfermedad puede durar desde unos meses hasta varios años. Durante ese tiempo, el paciente se torna totalmente inválido. La muerte por lo regular ocurre por una infección o una insuficiencia orgánica.

Consulte con el médico si alguien cercano experimenta síntomas de demencia. Asimismo, llame al médico si una persona con este trastorno experimenta un repentino cambio en su estado mental. Un cambio rápido puede ser indicio de otra enfermedad.

Si está cuidando a una persona con este trastorno y la afección se deteriora a tal punto que ya no la puede cuidar en casa, hable sobre la situación con el médico.

MedlinePlus

Jazmín Morales Escobar

 

Encuentranos en:


Encuesta

¿Con qué frecuencia se ejercita?
Todos los días
28.6%
Los fines de semana
11.4%
Entre semana
14.3%
A veces
34.3%
Nunca
11.4%